Skip to main content
nft

NFT: las monedas digitales son algo más que un juego para coleccionistas

12 Mar., 2021

Los NFT, o tokens no fungibles, están provocando un gran revuelo entre la comunidad de las criptomonedas. Pero sabemos que el mundo de las criptodivisas recurre con frecuencia a tendencias y modismos que generan un gran interés, y especulación, antes de desaparecer repentinamente. La capacidad de analizar una tendencia y detectar de qué lado sopla el viento es una habilidad crucial para cualquier persona en el mundo de las finanzas, y especialmente en el de las criptodivisas. Antes de nada, debemos saber qué tenemos entre las manos y preguntarnos ¿hay algún fundamento sólido tras el acrónimo?

¿Qué es un bien fungible?

Sería un error pensar que los NFT no son más que la nueva criptomoneda de moda. Tal y como nos explica Alex Althausen, director general de StormGain, los tokens no fungibles nacieron como artículos digitales de colección en juegos multijugador. Los NFT funcionan de forma muy diferente a Bitcoin, Ethereum y otras criptodivisas. El dato más significativo sobre los NFT es que son algo único. Y esta singularidad no se aplica a los NFT como grupo, sino a cada token de manera individual.

La fungibilidad es aquella propiedad según la cual un activo puede ser intercambiado por otro activo del mismo tipo sin ninguna diferencia en su valor. La mayoría de las criptodivisas y monedas fiduciarias son fungibles, como por ejemplo, Bitcoin, Ethereum, Monero y Ripple. Si tienes un Bitcoin y tu amigo tiene otro, podéis enviaros un Bitcoin el uno al otro y nada cambiaría: seguiríais teniendo un Bitcoin cada uno.

Pero los TNF son muy diferentes. Si bien es cierto que se generan criptográficamente (mediante el uso de blockchain de Ethereum principalmente) y se adjuntan a ciertas dApps, cada NFT tiene un identificador único en blockchain, lo que lo convierte en único. En este caso, un NFT no puede ser intercambiado automáticamente por otro activo similar. Además, los NFT son indivisibles. Un Bitcoin puede dividirse en unidades más pequeñas, pero no sucede así con un NFT.

De este modo, si bien BTC, XRP u otras criptodivisas se pueden comparar con el dinero, un NFT se asemeja más bien a una valiosa obra de arte, antigüedades, entradas para un festival u objetos de coleccionista como una camiseta de un equipo firmada por tu jugador favorito. Su valor reside en su singularidad. Debemos entender estos tokens como objetos distintivos en lugar de como una simple moneda.

La razón del éxito de NFT

Los NFT captaron por primera vez la atención del sector de las criptodivisas con CryptoKitties de Dapper Labs, un juego que te permite comprar, criar, recolectar y vender gatitos digitales. Cada gatito es un NFT. Otros juegos basados en blockchain como Blockchain Heroes y Gods Unchained también usan NFT como sus objetos digitales en el juego.

Los NFT también dieron el salto al mundo del arte digital. Es posible comprar y operar con obras de arte digital en forma de tokens NFT a través de plataformas como Rarible y SuperRare. Incluso en las más altas esferas de marchantes de arte tradicionales, algunas excelentes falsificaciones han conseguido engañar a expertos coleccionistas, que han perdido miles y miles de dólares. Con NFT este tipo de estafa no es posible. Todas las obras de arte digitales representadas por un NFT son 100% auténticas.

¿Por qué son tan útiles los tokens no fungibles?

Puedes utilizar tokens NFT para todos aquellas empresas en las que el carácter singular del producto sea una prioridad, y donde el potencial de falsificación o piratería suponga un riesgo significativo para su valor. Entre este tipo de productos encontramos nombres de dominio, certificados de estudios o titularidad, informes médicos, entradas para festivales, datos empresariales valiosos, patentes, etc.

La posibilidad de subastar directamente sus obras de arte digitales sin necesidad de recurrir a galerías ni agentes podría representar un gran incentivo para los autores y suponer una nueva forma de generar ingresos. Es posible programar los derechos de autor en un NFT y ejecutarlos automáticamente a través de un contrato inteligente, de manera que el autor de la obra reciba su parte cada vez que su creación cambia de manos. Esto otorga un gran poder y autonomía al autor de esas obras, quien de otra manera se vería obligador a venderlas a un agente sin llegar nunca a percibir suma alguna cuando dicho agente vendiese sus obras de arte en subasta, obteniendo en el proceso grandes beneficios.

La posibilidad intrínseca que permite al emisor principal de un NFT generar ingresos mediante ventas en el mercado secundario podría transformar los juegos multiusuario o las comunidades virtuales que, de lo contrario, tienden a acumular artículos digitales de emisión limitada o tratan de limitar las ventas en el mercado secundario. Si fuese de alguna forma posible garantizar que el autor de la obra recibiese la comisión pertinente, las personas titulares de derechos de propiedad intelectual podrían optar por permitir la reventa libre de sus artículos digitales sin temor a perder ganancias.

¿Quiénes compran NFT a más de 500 $ por token?

Cuando comenzó la era digital nos habituamos a la devaluación de los artículos digitales. Sin embargo, el ecosistema ha madurado y el dinero forma parte tanto del espacio digital como del mundo físico. Algunos compradores de NFT son sólo coleccionistas disfrutando de sus aficiones. Algunos otros esperan obtener beneficios vendiendo un objeto único en subasta. Hay una demanda real. Por ejemplo, CryptoPunks, una colección de arte digital compuesta de retratos "punk" en imágenes pixeladas, informó que el precio medio de venta de uno de sus retratos punk en el último año fue de 10,83 ETH (17.307,87 dólares), mientras que el valor total de sus punks vendidos en el último año fue de 69.742,36 ETH (111.422.479,26 dólares). Los CryptoKitty Dragon también tienen un precio de 600 EHT. ¡Eso son 946.000 dólares!

Entre los adeptos a los NFT se cuentan también aquellos visionarios que buscan posicionarse en el espacio digital y explorar las posibilidades de la realidad virtual. Se podrían emplear galerías de arte de realidad virtual para exhibir obras digitales autenticadas por NFT. Pero, además, los token NFT podrían también emplearse para proteger bienes raíces en entornos digitales. Los mundos inspirados en el videojuego Second Life, como Decentraland y Somnium Space VR, utilizan NFT para establecer la propiedad de bienes raíces digitales. Los propietarios pueden ofrecer servicios y cobrar un alquiler.

¿Son los NFT una buena inversión?

Depende. El elemento principal que define NFT es su unicidad, por lo que todo inversor interesado debería estudiar con detenimiento las cualidades y circunstancias actuales de cada tipo de NFT. Muchos de estos tokens tienen un caráctere comunitario, ya estén dichas comunidades formadas por aficionados al arte o habitantes de mundos virtuales. De hecho, conocer las comunidades implicadas permitirá a potenciales inversores entender dónde reside el valor actualmente y en qué dirección podría dirigirse en el futuro. Por ello, podemos y debemos entender los token NFT como algo similar a obras de arte, objetos de coleccionista o bienes inmuebles; más que una moneda de cambio, los NFT son obras de arte susceptibles de ser invertidas para obtener beneficios.

¡Bienvenido a StormGain: la plataforma de criptotrading!

Opera con multiplicador de hasta x200